Introducción

En el ámbito laboral, el despido es una realidad que puede afectar tanto a empleadores como a trabajadores. Uno de los tipos de despido más comunes en España es el despido objetivo, el cual se basa en causas objetivas establecidas en la legislación laboral. Conocer los derechos y deberes en este tipo de situación es fundamental para garantizar la protección laboral de ambas partes involucradas.

En esta publicación, exploraremos en detalle qué es este tipo de despido, las causas que lo fundamentan, los derechos del trabajador frente a esta situación y los procedimientos para impugnarlo. Es importante que tanto empleadores como empleados estén familiarizados con la normativa vigente para evitar posibles conflictos y asegurar un proceso de despido justo y equitativo. ¡Acompáñanos en este recorrido por el mundo del despido objetivo y aprendamos cómo protegernos laboralmente!

¿Qué es un despido objetivo?

Este despido es aquel que se realiza por causas no relacionadas con el desempeño o comportamiento del trabajador, sino por situaciones objetivas que afectan a la empresa, como problemas económicos, técnicos, organizativos o de producción.

¿Qué es un despido improcedente objetivo?

Un despido improcedente objetivo ocurre cuando el empleador decide despedir al trabajador invocando causas objetivas, pero no justifica adecuadamente estas razones o no sigue el procedimiento legal establecido. En caso de declararse improcedente, el trabajador tiene derecho a una indemnización o a la readmisión en su puesto.

Causas de despido

Las causas del despido están contempladas en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores español. Algunas de las causas más comunes son:

  1. a) Causas económicas: Situaciones de pérdidas económicas o disminución persistente de ingresos en la empresa.
  2. b) Causas técnicas: Cambios en los medios o instrumentos de producción utilizados en la empresa.
  3. c) Causas organizativas: Reestructuraciones en la empresa con el fin de mejorar su competitividad.
  4. d) Causas de producción: Reducción de la demanda de los productos o servicios que ofrece la empresa.

¿Con un despido objetivo tienes derecho a paro?

En caso de despido objetivo, el trabajador tiene derecho a solicitar el paro o la prestación por desempleo siempre y cuando cumpla con los requisitos establecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

¿A quién denuncia Hacienda en estos casos?

En caso de que Hacienda detecte un despido objetivo simulado o falso con el propósito de evadir impuestos, podría llevar a cabo una inspección fiscal y sancionar tanto al empleador como al trabajador implicado en la simulación.

¿Con un despido objetivo me puedo jubilar antes?

El despido objetivo no otorga por sí mismo el derecho a jubilarse antes de la edad legal establecida. La edad de jubilación en España está regulada por la Seguridad Social y, en general, se requiere haber cotizado un número determinado de años para acceder a la jubilación anticipada. 

¿Con qué antelación se debe comunicar?

El empleador debe comunicar el despido objetivo con una antelación mínima de 15 días antes de la fecha efectiva del despido. Si no se respeta este plazo, el despido podría ser declarado improcedente.

¿Con qué fecha se calcula este despido?

El despido objetivo se calcula a partir de la fecha en que se entrega la carta de despido al trabajador y el plazo de preaviso de 15 días comienza a contar desde ese momento.

 ¿Con un despido objetivo tengo derecho a indemnización?

Sí, en caso de un despido objetivo declarado procedente, el trabajador tiene derecho a una indemnización de 20 días de salario por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

 ¿Cómo impugnar este despido sin comunicación por escrito?

Si el empleador no ha proporcionado una comunicación escrita del despido objetivo, el trabajador puede impugnarlo presentando una papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) o directamente presentar una demanda ante el juzgado de lo social.

¿Es embargable la indemnización por este despido?

La indemnización por despido es considerada como salario y, en consecuencia, está sujeta a embargos en caso de deudas o impagos por parte del trabajador.

 ¿Es necesaria la conciliación en caso de despido?

Antes de acudir a los tribunales, es obligatorio intentar una conciliación previa en el SMAC. Si la conciliación no llega a un acuerdo, entonces el trabajador puede presentar la demanda en el juzgado de lo social.

¿Es obligatorio demandar contra un despido objetivo?

El trabajador no está obligado a demandar contra un despido objetivo, pero si considera que ha sido injusto o improcedente, puede ejercer su derecho a impugnarlo.

¿Es obligatorio impugnar un despido objetivo?

No es obligatorio impugnar un despido objetivo, pero si el trabajador desea reclamar su derecho a indemnización o readmisión, debe impugnarlo en caso de considerarlo injusto o improcedente.

¿Me corresponde finiquito por este despido?

Sí, en caso de un despido objetivo procedente, el trabajador tiene derecho a recibir un finiquito que incluya el salario correspondiente hasta la fecha del despido, las pagas extra proporcionales y la indemnización acordada.

¿Es obligatorio el preaviso en un despido objetivo?

Sí, el empleador debe notificar el despido con un preaviso de 15 días, y si no se cumple con este requisito, el despido podría ser declarado improcedente.

Conclusión

El despido, regido por causas objetivas, es una realidad que puede presentarse en el ámbito laboral. Conocer sus características y requisitos es esencial para proteger los derechos tanto de los empleados como de los empleadores. En el contexto de la normativa española, es fundamental estar al tanto de las causas que justifican un despido objetivo y los procedimientos a seguir para impugnarlo o llegar a un acuerdo mediante la conciliación.

Ante esta situación, es recomendable que las empresas mantengan una comunicación clara con sus empleados y cumplan con los plazos y requisitos establecidos en la ley para evitar posibles conflictos o sanciones. Por otro lado, los trabajadores deben conocer sus derechos y buscar asesoramiento legal en caso de enfrentar un despido objetivo injusto o improcedente.

El despido objetivo no debe ser visto como una herramienta de desvinculación laboral arbitraria, sino como un recurso necesario en determinadas situaciones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Al proteger los derechos laborales, se fomenta un ambiente de trabajo justo y equitativo, contribuyendo al bienestar de la sociedad en su conjunto.

En conclusión, el conocimiento y la comprensión de las causas del despido permiten a trabajadores y empleadores abordar esta situación con transparencia y responsabilidad. Al estar informados y respetar la legislación laboral, se fortalece la relación entre ambas partes, creando un entorno laboral más seguro y confiable para todos los implicados.

Esperamos que este post les ayude a entender mejor el despido objetivo según la normativa española y quedamos a su disposición para cualquier duda relacionada con este post de aplicación general.

Para más información publicada en español puede visitar todas nuestras publicaciones en este enlace así como los videos de nuestra Socia Directora Maria Rubert.

*La información de esta página no pretende ser asesoramiento jurídico. Este artículo pretende ofrecer una introducción inicial a este tipo de despidos en España .